Millennials: el conjunto poblacional que ha impulsado el alquiler

A día de hoy, el concepto millennial puede llegar a sonar tantas veces en nuestra cabeza que su eco se vuelve casi insoportable. Es como si estuviéramos en el interior de una cueva y alguien hubiera gritado la palabra en medio de la oscuridad. Que si los millennials se mueven por el mundo sin rumbo, que si los millennials no tienen inquietudes, que si a los millennials les ha tocado una mala mano… Pero existe un sector que este conjunto de jóvenes nacido entre los 80 y los 2000 ha radicalizado por completo: el inmobiliario. Estamos ante una franja poblacional que en España representa el 24 % de sus habitantes, y eso no es moco de pavo. Por eso las constructoras miran con lupa este segmento del público, capaz como ha sido de cambiar las tornas. Como mínimo las del mercado de la vivienda. Pero, ¿cuáles son los motivos que han propiciado esta evolución? ¿Cómo pueden los millennials significar tanto para la industria?

Los millennials prefieren alquilar antes que comprar

Paciencia, compañero. Te lo explicamos en un momento de nada.

¿Comprar una casa? No, gracias

Un 60 % de los millennials que todavía vive con sus padres desea independizarse dentro de 3 años. Una decisión valiente que cuesta tomar en los tiempos que corren. Y debemos considerar que un un 68 % de estos jóvenes desea alquilar cuando llegue tan esperado momento, mientras que tan sólo un 16 % puede o quiere comprarse una vivienda. ¿Te sorprenden los números? Pues debemos confiar en lo que decreta la consultora CBRE España, que ha comparado los resultados obtenidos mediante encuestas en 12 países distintos: Alemania, Francia, Reino Unido, México, Canadá, Estados Unidos, India, China, Hong Kong, Australia y Japón. Eso sí, ojo al dato: en estas regiones un 45 % se decanta por el alquiler y un 35 % por la adquisición. Ahora sí que alucinas, ¿cierto?

Los salarios dictan la tendencia

Pero si contemplas los sueldos que los millennials perciben en su nómina cada mes, la sorpresa adquiere una lógica aplastante. El salario medio de las personas menores de 29 años, en España, se coloca por debajo de los 1000 euros mensuales. Una cifra irrisoria que dificulta el acceso a las hipotecas; una tarea casi imposible teniendo en cuenta su retribución. ¿Cómo van a llegar al astronómico 20 % del precio de la vivienda que solicitan los bancos? Es casi más fácil escalar el Everest sin bombona de oxígeno. En resumidas cuentas: las entidades financieras los declaran como no solventes. Sin embargo, aquellos que han conseguido comprarse una vivienda reconocen haberlo logrado gracias a la ayuda económica de los padres. Tal cual te lo contamos.

Alquiler como forma de vida

En materia de vivienda, la situación actual que tanto perjudica a los millennials encuentra su tabla de salvación en la siguiente operación: el alquiler. Para los jóvenes, esta transacción que antaño se consideraba como una pérdida de dinero constante se ha convertido en su panacea. Un remedio que posibilita un modo de vida antes no contemplado. Aquella cultura inmobiliaria que tanto había arraigado en España, la misma que fomentaba la compra de viviendas en la vida de cualquier español de a pie, ha caído en el olvido. El alquiler abre un mundo nuevo repleto de alternativas: vivir en zonas céntricas donde impera el ocio, la cultura y los comercios. Ahí donde comprar una casa sería tan costoso como bañarte en mares de caviar.

El papel de las inmobiliarias

La verdad sea dicha: hoy en día los jóvenes apenas entran en la oficina de una agencia inmobiliaria. Se trata de un territorio casi desconocido para ellos; un espacio de otra galaxia donde uno necesita llevar escafandra. Y es que si te fijas, los millennials proceden de otro mundo: del online. Cualquier gestión que requieran realizar para alquilar o comprar una propiedad la llevan a cabo a través de Internet. Tan sólo se adentran en la agencia cuando ya no les queda otro remedio. Por eso mismo, cualquier empresa que en la actualidad no cuente con su propia página web, que no aproveche el poder de las redes sociales y de los portales, tiene un futuro más negro que una noche cerrada. Por no hablar de que la mayoría de las búsquedas se hacen a partir de dispositivos móviles.

La conclusión es más que clara: los millennials optan por el alquiler porque les favorece. Les conviene. A ti te convendría tomar nota para que lo sepas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *