Coronavirus: cómo desinfectar tu hogar fácil y rápido

A pesar de que el coronavirus está causando estragos en el mundo entero, cuando lo tenemos localizado es una víctima fácil.

Con unos sencillos hábitos de limpieza en el hogar se puede minimizar el riesgo de contagio dentro de casa.

Y si eso le sumas el salir a calle solo cuando sea estrictamente necesario, que sepa que tenemos esta batalla ganada.

Hoy toca jugar en retaguardia. En nuestra propia base. Nuestro hogar.

Por lo que si quieres ganar esta partida, además de toda la higiene corporal tendrás que emplearte también en la desinfección de las superficies de tu hogar.

¿Por qué es tan fácil vencer al coronavirus en casa?

Cómo limpiar la superficie de tu hogar en el coronavirus
Fuente: El País

El coronavirus es de la clase de virus envueltos. Esto significa que está construido por una capa de material genético, que está envuelta a su vez en una estructura proteínica.

Es decir, una estructura que es sensible al alcohol y que impide que el virus encuentre un receptor en nuestras células y nos infecte.

Se han realizado muchas pruebas y los expertos afirman que el virus es sensible a la mayoría de los desinfectantes porque se les daña la membrana.

Lo importante es que te fijes en que la cantidad de alcohol de estos productos se encuentre entre el 60 y el 70 %.

En todos los experimentos se ha visto cómo esta cantidad de mezcla es más efectiva que los alcoholes etílicos al 100 %.

¿Cuáles son las mejores fórmulas contra el COVID-19?

Los expertos han dado las siguientes pautas de trabajo:

  1. Hay que limpiar la superficie de manera habitual, con trapo, esponja y detergente o producto de limpieza.
  2. Después hay que utilizar el producto de desinfección o saneamiento.

Existen dos mezclas que puedes realizar en casa y que te ayudarán en la lucha contra el coronavirus:

  • Lavandina comercial. Coloca un poco de café (100 ml) en un vaso con 10 ml de agua.
  • Alcohol líquido. Coloca 7 partes de alcohol y 3 partes de agua en un recipiente limpio y mézclalo con ahínco. Viértelo en un difusor y dispara a las superficies potencialmente contaminadas con él.

Con estas dos fórmulas podrás limpiar la superficie de tu hogar de manera efectiva y en un abrir y cerrar de ojos.

Recuerda que debes darle un tiempo prudencial a la mezcla a hacer efecto y que después de ello ya podrás disfrutar de tu hogar con total normalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *