Supera el síndrome postvacacional con estos 5 consejos para recuperar la ilusión

¡Se nos acaban las vacaciones de verano!

Ahora que septiembre está a la vuelta de la esquina, llegan momentos muy complicados.

Volver a adaptarte a la rutina de tu hogar y de tu trabajo es difícil, y más si tu empresa es de las que ha decidido volver ahora a la oficina, después de tanto tiempo.

Pero oye, en Globaliza queremos estar siempre al pie del cañón. Acompañarte en las duras y las maduras. Ser parte de este proceso.

Así que hemos hablado con grandes expertos en psicología y nos han regalado una serie de consejos que podemos compartir contigo.

Si quieres que tu vuelta a la rutina sea más sencilla, sigue leyendo.

Vuelta a la rutina: cómo dejar el verano atrás

Síndrome postvacacional

Según los expertos, el período de adaptación al trabajo después de las vacaciones de verano dura entre una y dos semanas.

De hecho, está demostrado que una vuelta brusca a las obligaciones del día a día genera una pérdida de productividad y aumenta el riesgo de padecer el famoso síndrome postvacacional.

El hecho de que el final de las vacaciones de verano suponga decir adiós a todo aquello que pensamos que nos hace libre es muy complicado de gestionar.

Tanto en niños, que no quieren volver a la escuela —yo era de esos— como adultos que no soportan la idea de retornar a la rutina —de estos yo no he sido nunca—.

¿Qué es el síndrome postvacacional?

Aunque muchas personas se lo toman a risa, se trata de una patología que genera muchos problemas a miles de personas todos los años. 

La sensación de volver a la rutina puede abrumar a cualquiera. Tanto que puede derivar en una situación transitoria que se manifiesta con síntomas físicos:

  • Fatiga.
  • Somnolencia.
  • Dolores musculares.
  • Falta de concentración.

Síntomas que se ponen de manifiesto durante los primeros días de incorporación al trabajo.

Se trata de un mal que suele darse de forma más habitual en personas entre 25 y 40 años, ya que son las que suelen disfrutar del verano con más intensidad.

Asimila el fin de las vacaciones: comienza la casa por sus cimientos

Final de las vacaciones

Lo más importante de todo es no engañarte.

A la hora de retomar tu puesto de trabajo es necesario que cuentes con una actitud positiva, que hará un poco menos pesada la vuelta a la rutina.

Seguro que tus vacaciones han sido increíbles, pero ya han sido. Ahora toca enfrentarse a los nuevos retos que nos plantea el día a día y dejar a un lado los pensamientos que nos trasladen al pasado.

El pasado hay que dejarlo ir. El presente hay que vivirlo. El futuro hay que construirlo.

Recuerda siempre que la vida puede ser maravillosa. No necesitas esperar a tus próximas vacaciones para tener tiempo para ti. Puedes organizar a diario un poco de tiempo de ocio y aprovechar todavía más los fines de semana.

Cómo superar el síndrome postvacacional: sigue los siguientes consejos para un aterrizaje suave

Que las vacaciones terminen no significa que se esté acabando el mundo. 

Todo lo contrario.

Septiembre suele ser el comienzo de nuevas aventuras. Por eso es tan importante que estés preparado para todo lo que está a punto de llegar.

Apunta estos consejos para que el aterrizaje sea lo más placentero posible:

  • Prepara un período de adaptación.
  • Aprovecha para renovarte por dentro y por fuera.
  • Planifica tiempo de ocio para ti: eres tu prioridad.
  • Fíjate nuevas metas personales y profesionales.
  • Disfruta de la vida: sólo se vive una vez.

Veamos cada una por  separado.

Prepara un período de adaptación

Una de las razones por las que volver a la rutina se hace tan complicado es porque no tenemos un período de adaptación.

Esto es lo que hacen la mayoría de las personas en España:

  •  Vuelven de su viaje de vacaciones el último día.
  • Para aprovecharlo llegan muy tarde a casa.
  • Duermen poco y mal, antes de enfrentarse de nuevo a la realidad.

Se masca la tragedia.

Si lo que quieres es tener un aterrizaje progresivo en tu día a día, haz lo siguiente:

  • Vuelve un día antes de vacaciones.
  • Organiza tus horarios el día previo a la vuelta al trabajo.
  • Disfruta de un día para ti, sin nadie más, en casa, reconectando contigo.

Te aseguro que así será mucho más sencillo que la vuelta a la rutina sea emocionante.

Aprovecha para renovarte por dentro y por fuera

La mayoría de las personas se pone propósitos de año nuevo, pero no se da cuenta de que es una fecha antinatural para ello.

Septiembre te lo pone más fácil. Es una época del año en la que todo está comenzando de nuevo.

Los niños vuelven a la escuela. Los deportes comienzan una vez más.Y tú tienes la capacidad de decidir quién quieres ser.

Esa versión especial de ti que has construido durante las vacaciones de verano.

Escúchame.

Sólo tú puedes decidir quién quieres ser. SI este verano has tomado una decisión, no dejes que el tiempo te haga olvidarlo. Toma acción ahora para hacerlo realidad.

Planifica el tiempo de ocio para ti: conviértete en tu propia prioridad

Decía Andrés Montes que «la vida puede ser maravillosa» y que «todos los jugones sonríen igual».

Tiene razón.

A lo largo de los días, las semanas y los meses surgirán muchas situaciones que te hagan perder la alegría, pero sólo tú puedes decidir cómo te enfrentas a ellas.

Por algún motivo que desconozco hemos empezado a pensar que durante la época de trabajo no se puede ser feliz.

Creo que se equivocan.

Y aunque tu trabajo no te guste, todavía tienes posibilidades de irte a dormir con una sonrisa.

Escúchame.

Planifica a diario un tiempo para ti. Asegúrate de que cada día merece la pena. No dejes pasar los días sin darte cuenta.

Fíjate nuevas metas personales y profesionales

¿Recuerdas de que antes te he contado lo bueno que sería aprovechar esta ocasión para reinventarte?

Pues esa reinvención comienza por plantearte nuevas metas y desafíos personales y profesionales.

Los cambios no tienen que ser a gran escala. La importancia no se mide por el tamaño.

Piensa en aquello que llevas mucho tiempo queriendo conseguir y pregúntate por qué no podría ser en esta nueva temporada una realidad.

Disfruta de la vida: sólo se vive una vez

Vuelvo a la idea de antes: la vida puede ser maravillosa.

Mira.

No quiero venir aquí con el típico mensaje happy flower que tan fácil nos saca a todos de quicio.

La vida es complicada.

A lo largo de los días se dan situaciones que son muy complicadas de gestionar. Y que nos parecen injustas.

Eso es verdad.

Sin embargo, pase lo que pase tenemos la posibilidad de elegir cómo queremos vivirlo.

Eso sólo depende de ti y no te lo puede quitar nadie.

Sea como sea, este año será el mejor de tu vida.

No te conozco y no tengo ninguna base para probarlo, pero esa es mi intuición.

Pero ese cambio sólo depende de ti.

Y, quién sabe…

Quizás esa nueva manera de entender el mundo comience encontrando el hogar de tus sueños para construir la vida que siempre has deseado.

Imagínatelo.

Despierta cada día en un lugar al que no solo puedas llamar hogar, sino que te gustaría que fuera el mejor para toda la vida.

Hazlo con la sensación de que la mejor orquesta del mundo interpreta la canción que quieres que se convierta en la banda sonora de tu vida.

  ¿Se te ocurre una mejor manera de llegar a septiembre?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *