¿Qué es y cómo funciona un contrato de arras?

Contrato de arras

Un contrato de arras es un acuerdo privado que se firma entre vendedor y comprador de un bien inmueble, para que actúe a modo de precontrato de compraventa.

En él las partes acuerdan su compromiso por cerrar la operación de compraventa en el futuro y establecen sanciones en caso de que una de las dos partes se eche para atrás.

Los dos pagos del contrato de arras: ¿cuándo se realizan?

Aunque se podrían pactar más pagos sin ningún problema, con carácter general se establecen dos pagos:

  • Un primer pago realizado en el momento de la firma del contrato de arras.
  • Un segundo pago ante notario a través de un cheque conformado o bancario.

Respecto a los pagos relacionados con la notaría, el registro o los impuestos de los mismos, lo más habitual es que los asuma el comprador. De todos modos, se trata de una opción en la que puede haber pactos diferentes.

¿Qué cantidad se establece para pactar este acuerdo?

Esta cantidad depende exclusivamente del acuerdo entre las partes. Ninguna ley se pronuncia al respecto.

  • Dicha cantidad se descontará del pago final de la compraventa. Es decir, no es un extra, sino un adelanto.
  • Al formar parte de la misma compraventa, a la cantidad pactada habrá que sumarle un 10% de IVA.

Los temas económicos son siempre muy importantes, así que es fundamental dejarlo bien claro a la hora de firmar.

¿Qué se establece dentro del contrato de arras?

El contrato de arras recoge todo lo acordado entre comprador y vendedor:

  • Información personal del comprador y del vendedor, incluyendo sus documentos de identidad.
  • Descripción detallada de la vivienda, incluidos todos los datos importantes para el acuerdo: dirección, superficie, existencia de garajes…
  • Cantidad pagada por el comprador al vendedor. Debe quedar claro sin ningún tipo de duda.
  • Cantidad acordada para la compraventa de la vivienda. Cuánto se pagará en el momento de la firma con el notario.

Con estos datos incluidos te aseguras de que este contrato de arras sea correcto en forma y en fondo

¿Qué tipos de contratos de arras existen?

En función de la intención de las partes, se pueden diferenciar tres tipos de contratos de arras:

  • Contrato de arras confirmatorias. Cuando una de las dos partes incumple el contrato, la otra tiene derecho a exigir el cumplimiento del mismo y una indemnización por daños y perjuicios.
  • Contrato de arras penitenciales. En este contrato se establece la cantidad que pierde el comprador si la compraventa no se concreta.
  • Contrato de arras penales. Establece la cantidad que perderá el comprador en el caso de que la compraventa no se lleve a cabo por una cuestión de incumplimiento de obligaciones.

Como ves, el contrato de arras es un acuerdo diseñado para proteger a la parte vendedora, que es la más susceptible de ser engañada en este tipo de operaciones.

¿Cuáles son las consecuencias de incumplir un contrato de arras?

Todo está regulado por el Código Civil.

  • Cuando la venta no se realice dentro del plazo estipulado, ambas partes se liberarán del compromiso que habían contraído. 
  • Si es el comprador quien incumple el contrato de arras, perderá la señal aportada.
  • Si es el incumple, deberá devolver multiplicada por dos la señal que había recibido.

Las cuestiones legales siempre pueden dar lugar a preguntas, por eso te abrimos los comentarios para que puedas dejarnos cualquier duda.

Te responderemos siempre en menos de 48 horas para que puedas firmar tu contrato de arras con garantías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *