Nuevas tecnologías, internet de las cosas y el sector inmobiliario

Si tuviéramos que nombrar los inventos más revolucionarios de la historia de la humanidad, sin duda internet debería ocupar un lugar importante en ese listado. Cómo ha cambiado la sociedad por culpa de semejante descubrimiento; cuánto han evolucionado los mercados gracias a los avances que procura esta herramienta. Ya no hay sector que se permita el lujo de quedarse fuera de tanto progreso, de tanta vanguardia. Ni siquiera la industria inmobiliaria, por historia una de las más reacias a renovarse con el paso de los años. Aunque si te pones a pensarlo, permanecer alejado de la edad de la tecnología te condena al Cretácico para siempre. Y el sector de la vivienda no puede quedarse atrapado en el tiempo. Necesita crecer, necesita avanzar. Necesita acompasar su velocidad al ritmo de la red, que con sus últimas mejoras ha sido capaz de obrar auténticos milagros.

Internet y el sector inmobiliario

Si deseas saber cómo han afectado estas maravillas tecnológicas al sector de la vivienda, aquí tienes unas cuantas pistas.

1. La era del BigData

Seguro que lo habrás oído mencionar en algún lado, porque estamos de lleno en la era del BigData. Lo que empezó casi como un susurro ha acabado por convertirse en todo un clamor: ¡BIG DATA! Raro era que este fenómeno que en la actualidad constituye la piedra angular de tantos negocios no hiciese acto de presencia en el sector inmobiliario. Pero ya podemos decir que se ha instalado para quedarse. Ah, ¿pero desconoces lo que significa BigData? Pues a grandes rasgos – y para no enrollarnos demasiado – decir que se trata de un proceso que permite clasificar toneladas ingentes de información recopiladas durante años. Ahora que ya lo sabes, imagina las ventajas que puede provocar en el campo de la vivienda. Supón que los que buscan un hogar pueden obtener información relacionado con el contexto urbano, la economía del lugar o la movilidad. ¿Te haces a la idea?

2. La geolocalización ha llegado

Algo está muy claro: todos estos desarrollos en materia de internet se producen para facilitarnos la vida. De ahí que la geolocalización se erija como otro de los factores que pueden marcar un antes y un después en el sector. Y seguro que el concepto nos suena, pues lleva instalado entre nosotros ya un tiempo a pesar de que sus efectos parezcan sacados de un futuro lejano. Por eso la industria inmobiliaria ha querido aprovecharse de sus virtudes. Por eso algunas empresas permiten que, desde el lugar donde te encuentras y sin tener que introducir mil datos y filtros, puedas rastrear pisos en tu ubicación actual. Ya no tendrás que mirar en los balcones y ventanas de tu alrededor hasta encontrar un cartel de «Se vende». La geolocalización los hallará por ti.

3. El reino de la realidad virtual

He aquí otro concepto que se abre paso a través del sector inmobiliario con pasmosa facilidad. Algunas agencias inmobiliarias – las que desean demostrar que están en todo – han decidido incorporar los servicios que proporciona la realidad virtual para favorecer la comodidad de sus clientes. Una técnica que vendría a simular la visita real a una vivienda. Ahora bien: dicha táctica cuenta con una característica del todo indistinguible: no es necesario desplazarse a la dirección del inmueble para recorrer su interior. Tan sólo debes ponerte unas gafas que te transportarán a la casa como si estuvieras allí mismo. Te las ajustas y… ¡voilà!

4. El internet de las cosas

Y si seguimos hablando de internet tendremos que hacer hincapié en el famosísimo internet de las cosas. Internet of things si lo tuyo es el idioma de Shakespeare, claro. Te suena el concepto, ¿verdad? Aquel que actúa como una varita mágica para que los electrodomésticos y los objetos cobren vida propia. Algo que no suena tan extraño si has visto “La bella y la bestia”. Aunque más allá de los cuentos de Disney esta idea ya se ha hecho realidad, y se la denomina de la siguiente manera: domótica. Otra palabreja que tampoco te viene de nuevo, ¿no? Se trata de un sistema que, conectado a la red, automatiza determinadas funciones de la casa sin que tú tengas que hacer nada de nada.

5. El uso de drones

¿Es un pájaro? ¿Es un avión? ¿Es Supermán? No, espera. ¡Es un dron! Pues claro que es un dron. Faltaría más. Un aparato que puede aportar un elemento más que diferenciador si lo que pretendes es vender tu vivienda: un vídeo aéreo. ¿No quieres que tu anuncio destaque por encima del resto? Pues este artilugio prodigioso hijo de las nuevas tecnologías podrá captar imágenes inéditas del exterior de cualquier vivienda.

¿Y bien? ¿Te vas a valer de alguna de las ventajas que hemos expuesto?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *