Los 4 tipos de energías renovables que puedes incorporar a tu hogar

¿Te gustaría que tu casa fuera más eficiente

El cuidado del planeta debe ser nuestra prioridad con los tiempos que corren. Y es que cada pequeño paso que damos es esencial para mejorar la situación de la Tierra.

El cambio climático es real y, si no hacemos nada para impedirlo, acabará arrasando con todo.

Por ello te presentamos los 4 tipos de energía renovable que puedes incorporar en tu casa y dar el paso a una vida más eficiente.

¿Las vemos?

Energía solar fotovoltaica 

Déjanos adivinar. Lo primero en lo que has pensado cuando te hemos hablado de energías renovables es en los paneles solares para llenar tu casa con energía que venga directa del sol.

Y, en efecto, de ellos te queremos hablar en primer lugar.

Los paneles solares se encargan de generar la energía solar fotovoltaica y son la fuente de energía renovable más accesible y más fácil de entender.

Se trata de una de las inversiones más baratas y más amortizables en un plazo corto de tiempo y funcionan a partir de la radiación solar. Por lo que necesitan radiación solar, no calor.

¿Lo mejor que tiene? Es tan versátil que puedes instalarla en cualquier lugar y parte del mundo.

Puedes optar a poner placas con baterías o sin ellas. La diferencia es que con baterías se convierte en una manera de independizarte de la red pública, mientras que sin ellas es tan solo una medida de ahorro.

Y para más inri, los gobiernos suelen fomentarlo y bonificarlo con algunas subvenciones.

Energía solar fotovoltaica para el hogar

Energía solar térmica 

Esta energía renovable puede confundirse con la anterior porque los tipos de paneles, desde lejos, pueden llegar a confundirse, pero la realidad es que son muy distintas.

En este caso, los paneles son captadores para transformar el calor del sol en agua caliente.

Una instalación de energía solar térmica es un gran sistema para aprovechar la radiación del sol y transformarla en calor.

Y no solo sirve para tener agua caliente de manera sostenible, también para poner en marcha la calefacción e incluso la refrigeración.

Esta energía limpia te ahorrará muchísimo dinero y energía con su uso, pero debes tener en cuenta que para ello, la instalación debe ser eficiente, estar bien diseñada, ejecutada y que funcione a la perfección.

De ser así, una instalación en buenas condiciones es capaz de eliminar un gran porcentaje de la energía convencional que usas de normal.

¿En números? Puedes llegar a ahorrar entre un 70 – 80 % en agua caliente sanitaria, un 40 % en suelo radiante y un 15 % en la calefacción convencional.

Vamos, que es para pensárselo.

Cómo instalar energía solar térmica en casa

Energía minieólica

Si hay algo que caracteriza a un viaje en carretera recorriendo La Mancha, son las filas y filas de molinos eólicos que nos encontramos por el paisaje.

Una manera de aprovechar el viento y conseguir energía limpia en un espacio como las llanuras del interior de España.

Pues tú también puedes aprovechar el viento en tu favor.

Aunque los molinos que vayas a utilizar no serán del tamaño de los que te encuentras por allí, la verdad es que existe la posibilidad de utilizar energía minieólica para iluminar tu vivienda.

Su uso es muy similar al de la energía solar fotovoltaica ya que sirve para aislarte de la red o ahorrar energía.

Eso sí, debes ubicarlo en zonas con un viento mínimo necesario. Sino, te quedarás con las ganas.

Lo que más nos llama la atención sin ninguna duda, es cómo en un país como España, donde tenemos regímenes de vientos regulares, este tipo de energía es un recurso muy poco aprovechado.

Así que, ya sabes, si quieres ser un visionario y adelantarte a los tiempos, la energía minieólica es la tuya.

Además, se puede complementar con los paneles solares que ya te hemos mencionado.

Un recurso renovable, sin emisiones, que se puede aprovechar tanto de día como de noche en cualquier época del año, silencioso y además que no impacta de manera visual.

Es más, ¿y lo interesante que quedaría tu casa con un molinillo de viento en el tejado? Eso no tiene precio.

Sí se puede: Energía minieólica para tu casa

Biomasa para calentar tu hogar

Por último te queremos hablar de la biomasa, que aunque tiene nombre de superhéroe, se trata de una fuente renovable de uso doméstico.

Y, al contrario de lo que ocurre en las anteriores opciones, aquí el aparato que te generará calor en el hogar no estará a la vista de todos.

La biomasa se puede utilizar a través de unas calderas que funcionan gracias a residuos forestales, madera, pellets u otros materiales orgánicos. 

Es decir, tiene la misma funcionalidad que la energía solar térmica, pero sin tantas limitaciones.

El coste por energía útil producida es mucho más económica que las energías fósiles que has estado utilizando toda la vida.

Y como se alimenta a base de fuentes renovables, no necesitas a ninguna industria extractiva dañina para el medio ambiente.

Además, si te parece poco que solo se encargue de generar calor, también existen aplicaciones de microcogeneración que consigan que estas calderas produzcan energía eléctrica.

El poder de la biomasa para calentar tu hogar

¿Te ha parecido interesante? ¿Cuál de estas energías renovables utilizarías tú en tu día a día?

Cuéntanos en los comentarios, que estamos deseando saberlo. ¿Sumarías alguna a la lista?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *