[Guía] Cómo escoger la mejor hipoteca para 2021 (y pagar menos de lo que soñarías)

Comprar una casa en 2021

A pesar de que ha sido un año muy complicado de gestionar, la realidad es que el sector inmobiliario ha seguido hacia delante.

Si has leído las noticias habrás visto que se han producido bajadas en los precios, que la burbuja del alquiler por fin se ha pinchado y que hay más oportunidades.

Así que la pregunta es, ¿merece la pena comprarse una casa en 2021? Si lo habías decidido antes de la pandemia y esta situación global no ha perturbado tu estabilidad económica y laboral, la respuesta es que sí.

Por eso en este artículo encontrarás una pequeña guía para que escojas la mejor hipoteca de cara a 2021.  ¿Te sientes preparado?

¿Qué es una hipoteca?

Cómo solicitar una hipoteca en 2021

Aunque es muy probable que ya sepas qué es una hipoteca, quiero definirla por si acaso hay alguien que está perdido en esta situación.

Una hipoteca o préstamo hipotecario es una cantidad de dinero que una entidad bancaria presta a una determinada persona —o personas— para que puedan comprar una vivienda.

Es decir, el objetivo último de las hipotecas es facilitar el acceso a la vivienda a la sociedad.

¿Qué es lo que hace a la hipoteca un préstamo tan especial?

A diferencia de otras acciones donde el único obligado es la contraparte, cuando se trata de un préstamo hipotecario el inmueble también actúa como garantía.

¿Qué significa esto? Que en el caso de que la persona no devuelva las cuotas y los intereses pactados, el banco tendrá derecho a quedarse con la propiedad y subastarla para conseguir la devolución del dinero.

Aunque esto parezca complicado, también es una suerte. Esa seguridad que tiene el banco de que podrá recuperar su préstamo implica que podrán ofrecer el préstamo con garantías inferiores y tasas de interés por debajo del resto.

¿Cuáles son los elementos de una hipoteca?

  • Capital. Suma de dinero que el banco te prestará para que puedas adquirir el inmueble. Lo más habitual es que no supere el 80 % del valor de tasación —mucho ojo, el valor de tasación, no el de mercado. Son cuestiones diferentes—.
  • Plazo. Tiempo límite pactado con el banco para devolver el préstamo y los intereses.
  • Tipología de la hipoteca. Existen muchas maneras de clasificar una hipoteca, pero por lo general se definen en función de la clase de sus intereses: tipo fijo o tipo variable.

¿Vas a pedir una hipoteca? Recopila esta documentación

  • NIF o NIE vigente
  • Vida laboral actualizada
  • Última declaración del IRPF
  • Extracto bancario de meses recientes
  • Escrituras de todas las propiedades a tu poder
  • Últimos recibos pagados de préstamos que tengas
  • Contrato de alquiler así como los últimos recibos en caso de que vivas alquilado.
  • Justificantes de otros ingresos o rentas

¿Cómo puedes elegir la hipoteca más interesante para ti?

Cómo elegir una hipoteca en 2021 y pagar menos por tu casa

Lo primero que quiero decirte es que en este post te daré una serie de pautas generales. No obstante, cada caso particular es un mundo y puede que tus circunstancias hagan diferente este préstamo.

Lo mejor que puedes hacer es consultar con un profesional que analice paso a paso tu caso y te dé una asesoría personalizada. No obstante, de aquí sacarás información general que te permitirá entender cómo acometer esta situación.

A la hora de de determinar cómo elegir la hipoteca tienes que tener en cuenta dos elementos diferentes:

  • Valor de tasación de la vivienda.
  • Plazo de amortización.

Y sí, como te imaginas ahora lo veremos paso a paso para que tengas claro cómo puedes elegir correctamente.

Valor de tasación de la vivienda

¿Sabías que en España existen unos profesionales que te dirán cuál es la valoración de una propiedad en el mercado?

Esto es muy interesante porque te dará una pista sobre si la vivienda que tienes delante es interesante o está fuera de mercado y merece la pena seguir buscando.

Además, una tasación de la vivienda le da la seguridad a la entidad bancaria de que en caso de venta podrá recuperar el préstamo.

Eso sí, es importante que entiendas que la tasación de una vivienda corre a cargo de ti, del comprador, con independencia de que acabes realizando la compra o no.

Plazo de amortización

Este es otro detalle muy importante: ¿cuánto tiempo tardarás en devovler la cantidad total del préstamo?

Los plazos para devolver un préstamo son muy amplios. Lo normal es que vayan desde los 10 años hasta los 25, incluso.

Lo más importante es que puedas ajustar el crédito y el plazo para pagarlo con comodidad. 

  • Si lo alargas más de la cuenta pagarás mucho más en intereses.
  • Si lo estrechas demasiado el pago puede ahogar tu economía.

Hay que pensar con cabeza, preparar un pequeño excel con las posibilidades y tomar la decisión con la mente.

Contrato y salario: dos aspectos claves infravalorados

La mejor hipoteca de 2021

Después de analizar los dos elementos anteriores, toca valorar la estabilidad laboral.

Como te puedes imaginar, contar con unos ingresos recurrentes y sostenibles es básico a la hora de poder solicitar una hipoteca. Después de todo, tendrás que devolver una cuantía mes a mes.

Cuanto más factible vea el banco que este flujo de ingresos se mantendrá, más probable será que te dé el sí quiero.

Durante mucho tiempo, los bancos entendían que un contrato indefinido era suficiente garantía para ofrecer una hipoteca. Sin embargo, con el paso del tiempo esto ha cambiado.

En la actualidad —y todavía más acentuado por las condiciones que está tocando vivir—, la realidad es que exigen entre tres y cinco años de antigüedad como mínimo.

Con el salario, poco te contaré. Tienen que estimar que la cuantía que estás recibiendo en la actualidad será suficiente para hacer frente a las cuotas. No obstante, si la compra se realizará en pareja, se tomará en cuenta la suma de ambos.

Para que te hagas una idea, si la cuota de tu hipoteca no supera el 35 % de los ingresos del hogar, las posibilidades de recibir un sí se multiplican.

Cómo aumentar las probabilidades de recibir una hipoteca

Una de las mayores reticencias de las entidades bancarias será entregar un préstamo hipotecario cuando la persona mantenga deudas pendientes.

En este sentido, cancelar las deudas previas antes de meterse en un préstamo es una manera de multiplicar las posibilidades.

Al final, el banco realizará un ejercicio de reflexión y sabrá que cuanto más tengas que pagar mes a mes, más complicado será para ti.

Si tienes alguna y no puedes cancelarla, no la ocultes. Una situación insostenible económicamente saldrá a la luz tarde o temprano.

Otra opción más que interesante son los avales y las garantías extras. Es decir, ofrecer otros bienes como garantía al banco para que este considere que, si nosotros no podemos pagar, podrá recuperar el préstamo hipotecario a partir de los mismos.

Una alternativa es que el avalista sea otra persona. De esta manera, si tú no pagas, esa persona podrá responder por tu deuda.

¿Qué sucede en caso de impago?

Aunque esperemos que esta situación no se dé en ninguna circunstancia, la realidad es que se trata de una opción plausible.

Por eso es importante tenerlo en cuenta:

  • En caso de impago, el banco tendrá derecho de ejecutar el patrimonio del avalista y, en caso de que no pueda pagar, del hipotecado.
  • Si el titular de la hipoteca fallece, los herederos asumirán las obligaciones. La figura del avalista se mantendrá.
  • En el caso de que el avalista fallezca, sus herederos asumirán las obligaciones contraídas en vida.

De todas formas, si hay riesgo probable de cualquiera de estos tres escenarios, lo más habitual es que la en tidad bancaria ponga freno al préstamo. Entrar en estos contextos es un problema para todos.

¿Necesitas alguna respuesta más antes de solicitar tu hipoteca?

Ahora que ya conoces todos los requisitos para lanzarte a por tu préstamo hipotecario, te animo a que te lances a por él.

Mira.

En Globaliza somos muy conscientes de que 2020 ha sido un año complicado y que 2021 tiene pinta de serlo.

Sin embargo, si tú eres de los afortunados a los que esta crisis no ha tocado, tienes que seguir hacia delante con tus planes.

Comprar en 2021 una vivienda puede parecer una locura, pero la realidad es que es una puerta abierta: los escenarios te son favorables.

¿Nos enseñas tu nueva casa?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *