Estilo oriental: Cómo traer la filosofía de Asia a tu salón

Un estilo oriental de decoración es algo que va más allá de una disposición del mobiliario.

Se trata de una decisión que busca la armonía y el equilibrio. En su esencia, es una fusión de varios estilos que parten del japonés y llegan hasta el zen.

Como el resto de los estilos orientales, están inspirados por los colores de la naturaleza y que muchas veces trata de inspirarse en estos mismos paisajes.

Si apuestas por este estilo, tu meta será crear un ambiente relajante donde te puedas sentar sin más presiones.

La importancia del equilibrio en el estilo oriental y para la vida asiática

Como te decíamos al principio, la filosofía de vida oriental repite una y otra vez la palabra equilibrio en este tipo de estilos de decoración.

Para esta manera de entender el mundo, lo que tenemos en el hogar es lo que se refleja en nuestra vida.

Por ello necesitas la armonía adecuada de los colores, las texturas y todos los elementos que formen parte de tu vida.

Aun así, hay un detalle que te dejará de piedra. En función del país en el que te inspires para este estilo de decoración oriental, existen pequeñas diferencias.

Si quieres conocerlas y encontrar la semilla que mejor coincida con tus objetivos, sigue leyendo.

Ambientes sobrios y poco recargados: un toque propio

El estilo oriental se caracteriza por su fuerza y por su carácter que es capaz de llenar cualquier ambiente.

Como medida preventiva, te podemos asegurar que es muy importante no pasarse de la raya y sobrecargar los espacios. Es muy fácil caer en este problema y te hará un flaco favor.

De hecho, si quieres ir un poco más allá, se trata de una forma de decoración que es la compañera perfecta de una mentalidad minimalista.

El dominio del rojo y negro

Aunque más adelante conocerás las diferencias que existen entre los estilos de decoración según el país, podemos comenzar por aquí.

Los colores negros y rojos son los que mejor se combinan para ofrecernos un estilo diferente.

En lo que se refiere al mobiliario, la estrella del estilo oriental son las superficies lacadas en negro, rojo oscuro, ocre, etc. 

Por parte de los textiles, un acierto serán siempre los tonos fríos como los azules.

Eso sí, siempre eligiendo como base un espacio dominado por los tonos neutros.

El gris suave, los tonos crudos y tostados, etc. servirán como fondo para otros contrastes de color más audaces.

Materiales imprescindibles

Si quieres traer el estilo de decoración oriental a tu salón, tienes que hacerlo bien.

Para ello, más te vale escoger los materiales de decoración arraigados en su cultura popular:

  • Piedra.
  • Madera.
  • Bambú.
  • Seda.
  • Papel de arroz.

Se trata de una serie de materiales que te ofrecen un sin fin de posibilidades a la hora de combinarlos y decorar por contrastes originales.

Asegúrate de seleccionar el mobiliario y los complementos lo más sostenibles y orgánicos posible para conseguir un ambiente realmente de estilo asiático.

Elementos ornamentales: ¿cómo puedes darle el toque final?

Si quieres acabar la configuración general, necesitas darle un par de toques que son orientales y le darán personalidad a cualquier ambiente.

Tu objetivo es acabar de darle un toque único:

  • Incluye algún cartel de estética japonesa.
  • Incluye una bonita fotografía de la naturaleza del continente asiático.
  • Opta por paneles japoneses en las ventanas o utilízalos como separadores.
  • Los paneles japoneses o shoji se realizaban tradicionalmente con madera y papel de arroz, y son un elemento emblemático en la decoración de estilo oriental.
  • Aportan un toque cálido y definen totalmente el ambiente. Por eso, los amantes del estilo oriental no suelen prescindir de ellos.

Cómo decorar tu hogar con el estilo de decoración de China

Junto con la decoración de estilo japonés, son las dos influencias más evidentes de la decoración oriental en nuestros hogares.

Se trata de un estilo que es muy fácil de identificar. Se caracteriza por el color rojo, que en su cultura simboliza la buena suerte.

Además, es muy habitual que lo acompañen complementos decorativos y muebles que añadan pequeñas pinceladas doradas al resto de la estancia.

Cómo decorar tu hogar con un estilo de decoración de Japón

Se diferencia del estilo chino en que es más sobrio y menos colorido. Destacan los colores apagados y neutrales como el gris o los tonos de tierra.

Cuando eligen darle un toque único, suelen escoger las tonalidades verdosas para incorporar una pizca de naturaleza al salón.

Ese elemento que da un toque único a un hogar con decoración japonesa son los biombos.

¿Te imaginas uno en tu hogar?

Cómo decorar tu hogar con un estilo de decoración de Corea

La decoración coreana es una gran desconocida en occidente. Sin embargo, es la que comparte más elementos en común con los nuestros.

A diferencia de los estilos más tradicionales de los dos casos anteriores, en Corea se apuesta por la modernidad.

Los elementos tradicionales se reservan como complementos decorativos que se mantengan alineados con el resto de la estancia.

Ahora que conoces todos los estilos orientales de decoración, te toca pasar a la acción.

¿Cuál es el que más te gusta? ¿Cómo te imaginas la decoración de tu hogar? ¡Todo esto importa!

Déjanos en los comentarios cuál es el que más te llama la atención y todas las dudas que tengas a la hora de ponerlo en práctica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *