En el arriendo está el poder: cómo captar propiedades en alquiler para aumentar tus beneficios en los meses de verano

Aunque cuando hablamos de agentes inmobiliarios casi siempre estamos pensando en captación de viviendas para la venta, también existe la posibilidad de hacerlo para el alquiler.

De hecho, puedes emplear una estrategia muy particular que consiga captar la atención de este tipo de propietarios y conseguir que te cedan la vivienda para encontrar el inquilino perfecto.

Y precisamente esto es lo que descubrirás en este post.

La fotografía de un país: de la compra al alquiler

Alquiler en España

Como sabes, España ha cambiado mucho en los últimos años. Desde el estallido de la burbuja inmobiliaria de 2008 nada ha vuelto a ser igual.

Las dificultades económicas que han atravesado la mayoría de los españoles y la llegada de la generación Millenial con una mentalidad completamente diferente, ha cambiado las reglas del juego.

Tanto, que el interés por comprar una vivienda de su propiedad se ha reducido, mientras que han aumentado otros aspectos relacionados con «vivir la vida».

No obstante, esos mismos números afirman que la única gran diferencia es cuánto esperan para ese momento en el que se plantean que sí o sí hay que comprar esa propiedad.

Cómo captar propietarios que quieran poner en alquiler su vivienda

La gran diferencia que existe entre la compra y el alquiler es que en el segundo caso tus gestiones son mucho más sencillas.

Aunque es evidente que una operación de venta te deja unas comisiones muy superiores, hay que prestarle mucha atención a estas de arrendamiento.

  • Son mucho más sencillas de llevar a cabo.
  • A duras penas necesitan de tu intervención.
  • Te dejan una pequeña comisión que también suma.

Por lo tanto, si se trata de operaciones tan sencillas que casi funcionan solas, ¿cuál es tu objetivo?

Tu meta es captar propietarios que quieran poner su vivienda en propiedad y conseguir que confíen en ti a la hora de realizar todas las gestiones.

Sesiones digitales: golpea a muchos propietarios para encontrar a los candidatos perfectos

Sesiones digitales de arrendamiento

Durante mucho tiempo —y todavía a día de hoy lo continúan haciendo muchos agentes inmobiliarios—, las estrategias de marketing han estado desapegadas del mundo online por completo.

Y aunque en la mayoría de las ocasiones han funcionado, tú que estás leyendo este blog lo puedes hacer mucho mejor.

Y cuando digo mucho, es mucho de verdad.

Para ello estoy a punto de pintarte una estrategia que te permitirá hablar con un grupo de propietarios al mismo tiempo y poder ofrecerle tu propuesta a todos ellos en paralelo.

Hazlo en directo: resuelve dudas de tus potenciales clientes desde una videollamada

Vamos a repasar algunos de los conceptos más importantes a la hora de conseguir que un propietario te ceda tu vivienda.

¿Cuál es la llave para que te dé el sí, quiero?

La confianza.

La forma más clara de que una persona te ceda su propiedad para que consigas alquilarla o venderla es, precisamente, la confianza.

Para generar esa confianza no hay nada mejor que hablar con ella y resolver todas tus dudas.

Pero si tuvieras que hacerlo así, a duras penas conseguirías venderlas más rápidas que con un método tradicional.

Y es ahí donde entra esta estrategia.

Pues en lugar de hacer sesiones personalizadas uno a uno, lo que vamos a hacer son Mentorías o Consultorías donde hables con 5 o 10 propietarios al mismo tiempo.

¿Consultorías? ¿Y qué gano yo con eso?

Consultoría para alquilar

¿No lo ves todavía?

Si creas sesiones de tamaño reducido con un puñado de clientes que están deseando alquilar su propiedad, podrás resolver sus dudas sin prisas.

Al resolver sus dudas sin prisa, muchos confiarán en ti de cara al futuro. Recomendarán tus servicios e, incluso, el parchís.

Durante esa conversación debes traer a colación en más de una ocasión el hecho de que tú, como profesional, te encargas de ayudar a otras personas como ellos a conseguir este resultado.

Si haces las cosas bien, cada vez que termines esta sesión habrá más de una persona que te preguntará lo siguiente:

—¿Esto por cuánto me lo haces?

Y con esa pregunta sabrás que todo el proceso ha funcionado y que ha merecido la pena el tiempo y el esfuerzo que hemos invertido en este proyecto.

La parte final corre de tu cuenta

Todo lo que te he contado está genial, pero no servirá de nada si no consigues arrendar la vivienda al final de la partida.

Por lo tanto, ahora que te ha llegado el primer cliente, es imprescindible que te dejes la piel para conseguir ese resultado.

Cuanto más rápido y efectivo seas, más probabilidades existen de que esa persona te recomiende a sus conocidos a la hora de buscar a un profesional.

Y ese será sólo el principio del efecto bola de nieve…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *