El palecete de Rosalía: flipa con la motomami

La Motomami Rosalía tenía que vivir en una casa con altura, por eso después de varios meses buscando vivienda, la cantante se hizo con un palacio en Manresa.

En este artículo te enseñamos todo lo que se sabe sobre este lugar digno de los libros de historia.

Casa La Morera

Con vistas a Montserrat y situada en Manresa se encuentra el palacete modernista que tiene por nombre Casa La Morera y que a partir de ahora es la residencia de Rosalía.

Se construyó en 1905 y fue obra del arquitecto catalán Ignasi Oms i Ponsa. Se encuentra a una hora de la capital catalana y forma parte del triángulo modernista de la Riera de Rajadell.

En esta zona de espacios verdes se alzan tres ediicios modernistas de este conocido arquitecto: Torre Lluvià, Mas Noguera y la propia Mas Morera.

Una joya en la que no se pueden hacer reformas

Casa la Morera es una joya del modernismo que está declarada como Bien de Interés Cultural, lo que quiere decir que es apenas intocable.

Con esto, no se pueden realizar reformas importantes, ya que debe mantenerse tal cual está dada la protección que la goza.

En otras palabras, podrá renovar el mobiliario y ojalá en algún momento podamos ver qué ha escogido la Motomami para su interior.

Terreno para delirios de grandeza

La masía está localizada en una finca de 30 hectáreas con 2.624 m2 de vivienda. 

Es decir, que tiene espacio de sobra para componer, cantar, gritar, bailar y hacer todas las fiestas que le plazca.

Durante varias generaciones ha pertenecido a una familia de zapateros cercana a la familia Tous. 

Y se rumorea que se vendió por un total de dos millones de euros.

Despechá, alocá, pero con un interior de infarto

Por dentro, la casa destaca por tener una elegante escalinata que lleva a la entrada principal.

Escalones de color verde, tal y como parece ser el toque de esta vivienda, y una barandilla en hierro con míticos adornos del movimiento modernista, hacen que sea un espectáculo despertarte por la mañana.

Además sus míticas vidrieras ofrecen luz solar natural todo el tiempo. 

Dos salones dignos de obras de arte

A todas las personas enamoradas de la arquitectura les fascinaría los dos salones de 100 metros cuadrados que podemos encontrar en esta masía.

Sus chimeneas son el punto fuerte de estas, decorada con colores verdes y formas de la naturaleza, tal y como se representa al estilo modernista, recuerdan a las plumas de un pavo real abiertas.

Sus azulejos verdes recubren un tercio del alto de la pared y se conservan de manera divina. 

Además, cuenta con una zona acristalada donde la cantante puede sentarse a leer o beber café mientras toma el sol tanto en verano como invierno.

Camas, habitaciones y lujos para aburrir

Además, de lo ya mencionado, la masía cuenta con ocho suites; una amplia cocina reformada; un jacuzzi interior; piscina; zona de barbacoa y una amplia bodega en el sótano del edificio. 

Es decir, la cantante no tiene un lugar en el que aburrirse aquí dentro. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *