Cómo decorar tu casa con niños y no morir en el intento

Uy, uy, uy… ¿has escuchado el gon? Tambores de guerra por doquier. Hoy empieza la gran aventura de tu vida y, por desgracia, nadie te ha preparado para ello. Decorar tu casa con niños de por medio se merecería la medalla del honor militar. Por ello hoy te queremos dar tres pautas para que puedas conseguirlo.

Empieza a decorar tu casa con niños dando guerra

Cómo decorar con niños

¡Firme! Recluta, si quieres que esta misión termine con éxito, tienes que seguir mis órdenes palabra por palabra. En este cuerpo no hay espacio para quienes no acepten la disciplina. Cuando nos enfrentamos a una tarea tan compleja y con tantos matices como la que nos puede convertir en héroes, el honor es para los que aprietan los dientes y son capaces de sonreír aunque en su interior florezcan gritos.

Los tres consejos que te queremos dar para que puedas decorar tu casa con niños son:

  • Involucralos en el proceso.
  • Ten precaución con tus movimientos.
  • Ellos también opinan.

¿Estás preparado, soldado?

Involucra a los niños en el proceso de decoración

Si quieres controlar la jauría de emociones que dirigen el timón de la mente de un niño, vas a tener que actuar con disciplina. El azar no es una opción. Ni ahora, ni nunca. ¿Sabes cuál es la peor decisión que puedes tomar para que esta misión salga adelante? Dejar que el chaval no haga nada o realice cualquier tipo de tarea con la que no aporte nada.

¿Recuerdas la película de los Gremlins? Pues, ojito, que la historia siempre se repite. Ellos no desatarán el caos al mojarse, pero proferirán gritos de intransigencia cuando la calma sea demasiada para que sus nervios puedan atajarla.

Por tanto, la solución parece meridiana. Consigue que se involucren en el proceso. Cede tareas para que puedan desempeñarlas. Logra que su objetivo importe.

Ten precaución con todos tus movimientos y prevé los sustos

Los niños son tan delicados como una rosa recién cortada en primavera. No te dejes engañar por ese instante en el que se convierten en bestias difíciles de controlar y que te sacan de quicio. Un despiste puede desencadenar consecuencias inesperadas y que causen estragos en tu resquicio mental.

De esta manera, ten siempre un ojo en lo que hacen. No confíes en que una tarea nimia pueda ser invulnerable. Seguro que son capaces de aliarse con su imaginación y causar daños de una manera que tu ni siquiera habías imaginado.

Ellos también opinan en la decoración

La sensación de hogar se consigue cada día. Estar a gusto en una vivienda y sentir que es el sitio al que perteneces es una compleja misión. Por lo tanto, tienes que ponérselo fácil al resto. Olvida durante un instante cómo imaginas la casa de tus sueños e involucra a todos en la conformación de ese puzzle con el que te sientes cómodo.

El resultado no será el que imaginabas en tu mente. No te queremos mentir. Pero, ¿qué mejor que sumar los sueños de los tuyos al propio? Déjate de tonterías de mantener los pies en el suelo. Juntos podéis alcanzar el cielo.

¿Por qué te recomendamos decorar tu casa con los niños?

Antes de que te lances a esta aventura, déjanos darte uno de esos consejos no deseados. Cuando te embarcas en una misión con estas características, tienes que empezar a remar porque quieres. Tu objetivo no es decorar tu casa de la mejor manera posible, sino conseguir que todos aporten y pasar un tiempo en familia de calidad. Eso es mejor que cualquier imagen de diseño que puedas evocar como anhelo en tu mente.

Te prometemos que merecerá la pena. De hecho, y por si tu mente traviesa decide no confiar en nuestra palabra, te queremos proponer una predicción. Estos serán los tres beneficios que conseguirás dando rienda suelta a la aventura:

  • En tu familia sois un equipo. Que nadie te diga lo contrario. Vais a trabajar juntos por una meta común. ¿Qué puede unir más que esto?
  • El sentimiento de hogar será de todos. Sentíos cómodos. Solo aparecen en las noticias malas nuevas cada día. La familia parece que ha perdido todo su sentido. Por ello, sé la excepción que confirma la regla.
  • Tardaréis menos en decorar. Así que todos ganáis.

¿Estás preparado ya para decorar tu casa? ¿Puede que tu hogar no sea el apropiado para dar el paso? ¿Por qué no enamorarse de una nueva vivienda?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *