Cómo puedo negarme a ser Presidente de la Comunidad de Vecinos

¿Te ha tocado ser el nuevo Presidente de la Comunidad de Vecinos? Vaya, ¡te mando desde aquí mis condolencias!

Que sé que aunque en alguna serie de televisión sus personajes se peleen por el puesto, la realidad es que conlleva muchos más dolores de cabeza de los que puedas llegar a imaginar.

Y como sé que probablemente esté pasándose por tu cabeza la idea de escaquearte de la responsabilidad —no estás aquí por mera curiosidad— quiero tratar de ayudarte.

Aunque antes de que empieces a soñar con un año sin esta responsabilidad quiero ser sincero contigo: ¡las probabilidades de que lo consigas son escasas!

¿Y si pruebas a ser Presidente de la Comunidad de Vecinos?

Cómo evitar ser el presidente de la comunidad de vecinos

Soy muy consciente de que no te has parado en este artículo para que te cuente que es mejor intentarlo, pero me sentiré mucho mejor cuando lo haga.

Antes de lanzarte por todos los medios a encontrar una excusa para eludir el premio gordo de ser propietario, ¿por qué no lo intentas?

Quizá la experiencia te guste y todo y además estarás siendo solidario con tus vecinos. Seguro que a ellos tampoco les apetece nada serlo y tú les quieres cargar el muerto.

¿Quién puede ser Presidente de la Comunidad de Vecinos?

Quién puede ser presidente de la  Comunidad de Vecinos

Según la Ley de la Propiedad Horizontal (LPH), que es la que regula todas las malas experiencias que tienes en tu hogar, para ser Presidente hay que ser propietario.

Por tanto, nunca podrán serlo aquellas personas que vivan de alquiler o quienes no residan en el edificio.

Esto es muy importante: 

Si eres propietario pero no vives allí tienes derecho a no ser presidente.

¿Cómo se elige al Presidente de la Comunidad de Vecinos?

Cómo se elige al presidente de la comunidad de vecinos

Según la LPH, el Presidente de la Comunidad de Vecinos es nombrado entre los propietarios mediante elección y, si nadie se presenta, mediante turno rotatorio o sorteo.

La realidad es que nadie acostumbra a querer ocupar este puesto, así que normalmente se pasa al método subsidiario.

Y si es un sorteo es muy mala suerte que te toque.

¿Cuáles son las funciones del Presidente de la Comunidad de Vecinos?

Tareas del presidente de la comunidad de vecinos

Muchas personas se niegan a ocupar este puesto incluso antes de saber cuáles son sus responsabilidades y, bueno, ya que te intentas escaquear, por lo menos intenta saber de qué lo haces, ¿no crees?

  • Representación de la comunidad de todos los asuntos que le afecten, tanto dentro como fuera de él.
  • Asunción de las funciones de secretario y administrador.
  • Convocar y presidir las juntas de vecinos ordinarias, por lo menos una vez al año.
  • Guiar y moderar las reuniones de propietarios.
  • Defender los intereses de la comunidad en todo tipo de situaciones y circunstancias.
  • Convocar las juntas extraordinarias si es necesario.
  • Firmar las actas de las juntas de la Comunidad.

¿Cómo te puedes escaquear de ser Presidente de la Comunidad de Vecinos?

Cómo evitar ser presidente de la comunidad de vecinos

Si después de conocer en profundidad cuál es el papel que desarrolla el Presidente de la Comunidad de Vecinos continúas queriendo ejercer este rol, quiero ayudarte a que te marches de él.

Para ello la LPH establece que tendrá que alegar razones de peso ante un juez, que será el que decida.

¿Y qué son razones de peso? ¡Nadie lo sabe! Solo puede decidirlo el juez y se trata de una materia donde ha habido muchas contradicciones entre las sentencias con el paso del tiempo.

¿Con qué te tienes que quedar?

Cómo evitar ser presidente de la comunidad de vecinos

Si te quieres escaquear de ser Presidente de la Comunidad de Vecinos, asegúrate de que sea por razones de peso.

En caso contrario entrarás en un follón judicial que será todavía más doloroso que ejercer el propio cargo.

Así que igual te conviene aceptarlo y tirar para adelante, antes de meterte en más líos de los debidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *