Cómo cuidar de tu sartén (con mucho amor)

¿Alguna vez te has preguntado cómo cuidar de una sarten nueva para que te dure el máximo tiempo posible?

Sé que vivimos en una sociedad acelerada en el que compramos y tiramos todo sin pensárnoslo dos veces, pero… ¿y si pudieras cuidar de tus utensilios de cocina para que duraran años?

Ya sabes, como esos que tenía tu abuela y que le duraron toda su vida y que incluso pudiste heredar tu.

No. Este no es un post típico de Globaliza. Lo sabemos en el equipo. Pero últimamente hemos tenido tantos problemas con nuestras sartenes que queremos compartir todo lo que hemos aprendido contigo.

Lo primero que debes hacer antes de usar una sartén nueva

Cómo cuidar de una sartén

¿Tomaste precauciones la última vez que compraste una sartén?

Déjame adivinar… la respuesta es que no.

En cuanto llegaste a casa con ella y tocó cocinar, te pusiste a utilizarla como habías hecho toda la vida.

¿Y te sorprendes de que luego no funcione como debería?

¡Quita las pegatinas de tu sartén!

Las sartenes vienen siempre marcadas con unas pegatinas en el interior que hablan de su modelo, su tipo de fabricación o las características de la misma.

Aunque muchas veces no lo hacemos, el primer paso es siempre retirar estos adhesivos antes de poner la sartén sobre el calor.

Si no lo haces, el aceite se mezclará con el alcohol de la pegatina y, además de ser peligroso para tu salud, causará muchos daños en la herramienta de cocina.

Antes de cocinar, toca curar tu sartén

Cómo cuidar de una sartén en casa

Se trata de un proceso muy importante.

Consiste en poner la sartén al fuego en un grado mínimo de calor durante un par de minutos y con un poco de aceite en el fondo.

  • Cuando se caliente, retira el aceite y deja que recupere su temperatura.
  • Una vez recupere la temperatura ambiente, lávala con agua fría y jabón neutro.
  • Para terminar, aclárala con abundante agua tibia y sécala con un paño de seda suave para evitar que se formen manchas de cal.

Con este proceso habrás bautizado a tu sartén y estará preparada para cocinar durante mucho tiempo.

Cómo cuidar las sartenes antiadherentes

Así puedes cuidar de tus sartenes

Durante los últimos años, las sartenes antiadherentes han ganado mucho protagonismo en nuestros hogares.

Estoy convencido de que tú también tienes una por casa.

Sin embargo, al igual que te pasa con las sartenes de toda la vida, no tienes ni idea de cómo cuidarla.

Es normal.

La vida que nos ha tocado vivir implica que esta sabiduría que antes era popular y pasaba entre familias, hoy ni siquiera sea un recuerdo.

Sin embargo, si estás aquí es porque quieres asegurarte de que tu sartén te dure toda la vida.

8 trucos para cuidar de tu sartén antiadherente

  • Nunca pongas a calentar tu sartén estando vacía.
  • Evita los excesos de temperatura que puede alcanzar a fuego alto.
  • Emplea siempre la temperatura mínima según la receta.
  • No dejes una sartén vacía sobre una placa caliente, aunque esté apagada.
  • Deja que se enfríe sola, sin echarle agua para que se enfríe más rápido.
  • Nunca emplees utensilios metálicos para remover los alimentos. Elige la madera, fibra o silicona.
  • Friega siempre la sartén a mano y evita los lavavajillas.
  • No apiles las sartenes una encima de otra sin más. Coloca un pequeño trapo entre cada una para evitar que se dañe.

Cómo eliminar de tu sartén los restos de comida difíciles de limpiar

¿Tú también te has encontrado en una situación en la que parecía que la única manera de eliminar los restos de comida era frotar tan fuerte que parecía que ibas a destrozar la sartén?

Si quieres asegurarte de que tu sartén dura mucho tiempo es importante que te asegures de que no realizas movimientos bruscos.

Apunta las siguientes claves y cuida de tu sartén como lo hubiera hecho tu abuela:

  • Agua y detergente.
  • Bicarbonato.
  • Vinagre.
  • Suavizante.

¿Quieres saber cómo emplear cada uno de estos remedios para tu sartén con más detalle? ¡Sigue leyendo!

Cómo aplicar agua y detergente en tu sartén

Llena tu sartén de agua y añádele un poco de detergente. Después caliéntalo a fuego medio hasta que hierva y retírala del fuego.

Elimina el agua restante y, con la esponja, acaba con las impurezas del antiadherente.

Se trata de un proceso muy útil para ablandar la grasa y facilitar la limpieza.

Cómo utilizar bicarbonato para limpiar tu sartén

El bicarbonato es uno de esos aliados que pasan desapercibidos, pero que son muy interesantes a la hora de limpiar tu sartén.

Emplearla es muy fácil. Simplemente debes llenarla de agua, llevarla al fuego y dejar que hierva.

En ese momento, añade 2 cucharadas de bicarbonato y deja hervir la mezcla durante 10 minutos.

Cuando haya pasado este tiempo, retira la sartén del fuego y elimina los residuos con la esponja.

Cómo emplear vinagre para limpiar tu sartén

Puede que no te guste en ensaladas, pero para limpiar es una gran alternativa.

El proceso para cuidar de tu sartén con vinagre es bastante parecido a los dos anteriores que ya hemos visto.

Llena tu sartén con suficiente agua para cubrir el área que quieres limpiar y vierte media taza de vinagre blanco.

Deja hervir esta mezcla durante algunos minutos, retira el contenido de la sartén y elimina los restos de comida.

Cómo utilizar suavizante para limpiar tu sartén

Si en tu sartén se han quedado pegados restos que son difíciles de limpiar, este truco te ayudará muchísimo.

Vierte un poco de suavizante en tu sartén con la suficiente cantidad de agua para cubrir toda la zona sucia.

Deja reposar esta mezcla durante una 3 horas y después enjuágala con abundante agua.

En menos de lo que canta un gallo volverás a tener una sartén reluciente.

Sartén

Lo sé, lo sé. Nunca has cuidado de tus sartenes hasta ahora. ¡Es normal! Nadie te había explicado nunca cómo podías hacerlo, pero… ¿cuál es la excusa que te queda ahora?

Si quieres que esa inversión tan grande en material de cocina que has hecho te dure toda la vida, tienes que ser tú quien se preocupe por su buen estado.

Comienza a cuidar de verdad de tu sartén y descubrirás que la experiencia de la cocina se vuelve mucho más interesante.

Por cierto, ¡déjame en los comentarios cualquier pequeño truco que añadirías a esta lista y que tú utilices para cuidar de tu sartén!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *