[Guía 2022] 5 cambios sencillos para ser más feliz en tu hogar

Una vivienda es un espacio en el que nos tenemos que sentir a gusto. Cómodos sería la palabra indicada.

Es decir, evitar las malas vibraciones.

Consiguiendo que cada instante en el que nos encontramos bajo su cobijo sintamos que nada malo pueda ocurrir.

No obstante, tenemos que admitir que esto no es siempre fácil.

A veces, sin saber exactamente por qué, hay detalles que nos perturban. Por ello, hoy te queremos comentar cinco cambios en tu hogar que te harán más feliz.

Cómo puedes ser un poco más feliz en tu hogar

Cambios en el hogar para ser feliz

Siempre que te queremos proponer algo en Globaliza lo hacemos con la misma base en mente.

Tiene que ser sencillo de aplicar, que suponga un cambio de actitud y, ante todo, asumible para todos los bolsillos.

Otra cosa no, pero de cambios exclusivos no queremos saber nada. Aquí todos vamos en el mismo barco.

Por ello, los cinco cambios en tu hogar que estamos seguros que te harán un poco más feliz son:

  • Deshazte de todo lo que no necesites.
  • Haz la cama nada más levantarte.
  • Organízate la limpieza y cumple con el horario.
  • Ten siempre un capricho en el frigorífico.
  • No te prives de un baño relajante al mes.

¿Te apetece que las desarrollemos paso a paso?

Deshazte de todo lo que no necesites

Deshazte de lo que no necesites para estar feliz en tu hogar

Aunque no queramos, muchos de nuestras viviendas se acaban convirtiendo en un cementerio de elefantes.

Sí, en un lugar en el que acumulamos objetos inservibles cuyo único cometido al final de sus días el de vestirse con una densa capa de polvo plateado.

El grosor del polvo es el indicador de la vergüenza.

El patrón que nos dice lo desencarnados que estamos con cada una de nuestras posesión. Esto es, en una cuantificación del desapego que le tenemos a dicho objeto.

El problema no es el polvo en sí. Esto, simplemente, con un día de preocupación y responsabilidad hogareña está solucionado.

El verdadero quiz de la cuestión radica en que el caos y la acumulación de objetos nos provoca nerviosismo y nos resta calma.

Eso solo radica en ser menos feliz en tu hogar.

Por lo tanto, el primer cambio que te proponemos consiste en deshacerte de todo aquello que no necesites.

Haz la cama nada más levantarte

Haz la cama nada más despertar para ser feliz

En España cada día prima más la velocidad, la prisa y la necesidad de ejecutar mil tareas sin llegar a valorar ninguna de ellas. En este panorama, algo tan básico como hacer la cama siempre queda relegado.

Cuando posponemos esta tarea a la vuelta del trabajo, seamos sinceros, siempre termina por no completarse.

Sin embargo, muchos expertos en felicidad y desarrollo personal señalan este detalle como uno de los factores de éxito de un profesional.

Al fin y al cabo, un día cualquiera en la vida de una persona no es más que una sucesión de acciones en las que podamos ganar o perder. Si nos regalamos la posibilidad de que en los primeros compases ejecutemos una tarea con éxito, entonces, la inercia nos llevará durante el resto de las horas.

Todo ello por no hablar del placer que supone llegar a casa por la noche y encontrar la cama perfectamente vestida para recibirnos y acunarnos en nuestro descanso.

Organízate la limpieza y cumple con el horario

Organiza tu limpieza para ser feliz

Uno de los principales problemas a nivel mental y de nerviosismo que nos produce la limpieza en el hogar es el hecho de tener que enfrentarnos a ella en una sola intentona. Este atracón nos hace sentir que estamos perdiendo el tiempo, pero, ¿y si cambiamos el foco con el que nos aproximamos a esta realidad?

Quiero que te lo plantees de la siguiente manera. La organización es la clave para que esto funcione. Divídete tu vivienda en cuatro partes y dedica una pequeña cuantía de tiempo de lunes a jueves.

Si, además, quieres emplear este tiempo con todavía más eficiencia, te recomendamos que te pongas un podcast en los oídos. Así sentirás que estás dedicando la tarea a algo productivo.

Y mira, encima te sobra el fin de semana para dedicarte a tareas que de verdad te hacen felices.

Ten preparado siempre un capricho en el frigorífico

Ten preparado un capricho para ser feliz

Este es uno de los pequeños secretos que guarda todo hogar. Ten siempre un capricho en la nevera. Aunque esto va a poner a prueba tu fuerza de voluntad para no caer cada día en la tentación, resulta un detalle importante a la hora de mantenerse feliz.

Y es que, a lo largo de una semana, todos tenemos ese instante de tristeza en el que necesitamos cariño de una manera u otra. Este gesto contigo mismo seguro que te hace ver las cosas de otra manera.

No te prives de un baño relajante al mes

Otra cosa no, pero en este blog te hemos defendido las bondades de la ducha por encima del baño de manera constante. El ahorro en dinero y en agua es claro.

Tanto tu cartera como el medio ambiente te lo van a agradecer.

Sin embargo, ¿por qué privarse totalmente de los pequeños placeres de la vida?

Siempre es bueno darte un premio, aunque sea en pequeñas cantidades, cuando estás siguiendo el camino correcto.

Así que te proponemos un trato. Si durante todo el mes utilizas la ducha y te responsabilizas del consumo de agua en tu hogar, ¿Por qué no te das un baño el último fin de semana?

Coloca velas, sales, enciende incienso… Es decir, permítete el lujo de relajarte como te mereces después de tanto esfuerzo.

Estos son los cinco cambios que te proponemos para ser más feliz en tu hogar.

Ahora te va a tocar a ti ponerlos en práctica. Así que te pedimos que, además de disfrutar de cada uno de ellos, también puedas añadir tus propios secretos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *