Las consecuencias del Brexit para las empresas españolas |

Ahora que Zinedine Zidane ya vuelve a estar a los mandos del Real Madrid, solo nos queda una realidad a la deriva por Europa. Reino Unido, que todavía no tiene claro si ha acertado con esta idea que se les ocurrió un día de la independencia de la Unión Europea, está viendo cómo llega el punto y final marcado para las negociaciones del Brexit y aquí nadie sabe qué es lo que va a pasar.

¿Cómo va a afectar el Brexit a las empresas españolas?

Cómo va a afectar el Brexit a las empresas españolas

Hoy te queremos contar cuáles creemos que son las principales consecuencias que surgirán con motivo de la ruptura de las relaciones entre Reino Unido y la Unión Europea. Eso sí, te avisamos de que esto está basado en intuiciones de expertos, pero que aquí de la noche a la mañana se sacan otro acuerdo, las palabras se las lleva el viento y si te he visto yo ya no me acuerdo.

Con el Brexit llega el final de la libre circulación de mercancías

Esto es un hecho. Las aduanas, ese gran desconocido en Europa, volverán a aparecer entre Reino Unido y la Unión Europea. Y bueno, lo que es peor, entre Irlanda del Norte e Irlanda. Que ahí sí que va a ser interesante ver cómo se organiza el tumulto que se creará cada mañana para ir a trabajar.

Más allá de atascos en las carreteras, todavía es más interesante saber que el pago que habrá que hacer en las aduanas acabará por recaer en la cartera del consumidor final.

De todos modos, si este se piensa que solo va a pagar con euros (o libras) está muy equivocado. Después de todo, ahora todo paquete puede volver a ser sometido a un control que demorará la llegada de estos.

La vuelta a casa del IVA

No nos queremos poner demasiado técnicos, que tampoco es plan de servirte como excusa para echarte una siesta. No obstante, sí que te tenemos que poner, por lo menos, en contexto. Y es que dentro de la Unión Europea el tema del IVA está regulado de manera que se favorezca el tráfico de mercancías entre las entidades pertenecientes a la misma.

Ya sabes por dónde voy, ¿verdad? En efecto. El hecho de que Reino Unido se salga fuera del círculo tiene sus consecuencias y es que el IVA vuelve a saltar a la palestra. Así que ahora las entidades tienen dos opciones. Por un lado, pueden comenzar a gestionarlo como cualquier país tercero, lo que conlleva una serie de complicaciones a nivel administrativo o, por otro lado, se soporta y se repercute.

Se acabó eso de vivir en el País de las Maravillas.

Los bienes sujetos a impuestos especiales

Te estamos hablando de productos como el tabaco o el alcohol. Son bienes que están sujetos a una serie de impuestos, sobre los que la convivencia en la Unión Europea permitía diferir el pago. Un detalle que marcaba muchísimo la pauta a la hora de asegurar la solvencia de una empresa.

Ahora, como diría Laura Pausini, todo esto se fue…

Estas son tres realidades que presuntamente afectarán a las empresas. No obstante y como te decíamos antes de comenzar. Todavía no se sabe absolutamente nada de cómo va a ser el acuerdo que finalmente se alcance. Así que, te dejamos esto por aquí, pues imaginamos que su trascendencia será real y nos lanzamos a una aventura en la que la incertidumbre es primordial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *