Blue Monday: cómo aumentar hoy los ánimos en casa

Hoy es Blue Monday, el día más triste de todo el año.

Según muchos expertos en psicología, el segundo lunes después de la vuelta de vacaciones de navidad se le hace cuesta arriba a muchas personas.

La ilusión por volver a la rutina después de unas semanas caóticas desaparece y la sensación de que queda un año entero por delante pesa demasiado.

Así que si hoy no te has despertado con el mejor humor posible, que sepas que se debe a ello. 

No es tu culpa.

Sin embargo, te hemos preparado unos pequeños consejos para conseguir que este día —y el resto del año— sean mucho más alegres.

Ya que durante 2020 reconectamos con nuestros hogares por todo el tema de la pandemia, ahora toca convertirlos en un catalizador de felicidad.

Porque sí, tu vivienda influye muchísimo en tu estado de ánimo y un día como el Blue Monday conviene recordártelo.

Así influye tu casa en tu estado de ánimo sea Blue Monday o cualquier otro día

Blue Monday

Existen numerosos estudios que confirman que la decoración de tu hogar influye directamente en nuestro estado de ánimo.

En este blog ya te hemos hablado de Feng Shui y de otras técnicas que tienen en consideración la colocación del mobiliario y el trato que le damos a la luz.

La realidad es que en función de la luz y los colores que escojas, la sensación que te transmita tu hogar puede cambiar drásticamente.

Si sigues leyendo encontrarás todas las claves que puedes poner en marcha para asegurarte de que tu hogar es un aliado de tu ánimo.

Iluminación: así juega con tu estado de ánimo

Cómo te anima una buena iluminación

Como te contábamos más arriba, la iluminación es uno de los elementos que más influye en nuestro estado de ánimo, pero seguro que tú esto ya lo sabes.

Solo hay que ver que no te comportas de la misma manera cuando te despiertas y te espera un día radiante, que cuando está nublado y amenaza con llover.

Mientras que los primeros días tienes la energía muy arriba, en los otros te supone un esfuerzo tremendo salir de la cama.

En ambos casos, la única diferencia es la luz.

Una casa bien iluminada es un hogar feliz porque la luz natural estimula la segregación de serotonina y otras endorfinas, que acaban por mejorar tu ritmo cardíaco.

Estamos más tranquilos, más a gusto y con la sensación de que estamos teniendo un día para recordar.

Si estás leyendo con atención te habrás dado cuenta de que apenas te hemos hablado de luces artificialesy esto no es una casualidad.

Existen muchos estudios que relacionan el tiempo que pasamos expuestos a una luz artificial potente con la aparición de dolores de cabeza  y el aumento de tus niveles de estrés.

Pero como no todos podemos vivir en casas iluminadas por el sol saliendo desde el océano, hay situaciones donde la única alternativa es la luz artificial.

En esos casos, lo mejor es escoger luz de color cálida, ya que fomentan la creatividad y el optimismo.

Aunque no se consiguen los mismos resultados que con la luz natural, su efecto es muy positivo.

Así que ya sabes, abre las ventanas y deja que el sol entre en tu hogar.

Los colores son tus aliados: ¿cómo te quieres sentir en Blue Monday?

¿Cómo los colores te ayudarán en el Blue Monday?

¿Sabías que el color de tus paredes, muebles, techo e incluso sueles condicionan tu estado de ánimo?

Seguramente sí que hubieras escuchado hablar de ello. Pero lo que probablemente te sorprenda más es que los psicólogos nos recomiendan cambiar estos colores cada dos o tres años.

Se ha demostrado que cuanto más tiempo estamos expuestos a un mismo color, menos efecto tiene en nosotros. De esta manera, si cambiamos las tonalidades nos aseguramos de que tengamos un impacto positivo.

Ahora que ya sabes que de tanto en tanto toca cambiar de color, déjame explicarte qué efecto tiene cada uno en ti:

  • Los colores cálidos fomentan la sensación de alegría y potencian el dinamismo. Sin embargo, si son muy intensos pueden generar agresividad.
  • Los tonos más fríos como el azul, malva o verde transmiten la sensación de serenidad, tranquilidad y nos ayudan a relajarnos. No obstante, llevados al extremo pueden llegar a ser deprimentes.
  • Los colores pasteles se asocian con la inocencia, la delicadez y el encanto. Por eso son perfectos para ambientes donde vayan a estar los más pequeños de la casa.

Ahora que conoces que necesitas renovar los colores de tu hogar y que conoces cómo te afectan las tonalidades, ha llegado la hora de que le des un buen meneo a este Blue Monday.

No descuides los olores: son lo más importante

Así te ayudarán los olores en el Blue Monday

¿Quieres generar una sensación única en tu hogar cada vez que entres por la puerta? Hay un sentido que la mayoría de las personas descuida y que tiene un gran impacto en ti: el olfato.

Si quieres conseguir una sensación de serenidad en tu hogar y que la tristeza de este Blue Monday no te afecte, asegúrate de encender velas aromáticas e inciensos.

¿Te gustaría darle un olor diferente también al cuarto de baño? En este caso los olores frescos son los que mejor encajan.

Por último, para el salón lo más indicado son los afrutados o cálidos.

Las plantas y las flores también juegan un papel la mar de interesante. Cuando nos rodeamos de elementos naturales nos ayudan a calmar nuestro ánimo y a recuperar el control cuando perdemos la calma.

No está nada mal, ¿no crees?

Siéntete a gusto este Blue Monday en casa

La clave para que tu hogar se sienta como un hogar es que tu estés cómodo dentro.

Para ello, evita llenar espacios demasiado pequeños y quita cualquier elemento que te incomode.

Además, ahora que todos estamos teletrabajando, evita que la zona de trabajo y de ocio se confundan o aumentarán nuestros niveles de estrés.

Si sigues todos estos consejos puedes estar seguro de que el Blue Monday será una broma con la que tú tienes preparada.

¿Nos dejas por aquí abajo tu próximo consejo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *