El coworking ya protagoniza el 20 % de la contratación de oficinas en Barcelona

En el primer trimestre del año, los operadores de coworking han contratado en la ciudad de Barcelona hasta 27.600 m2, más de la mitad de la superficie que contrataron en todo el 2018. A cierre del primer trimestre de 2019, Regus es el operador que más superficie de espacios flexibles tiene en funcionamiento en la ciudad de Barcelona (21.017 m2) pero sería superado por Wework si se tienen en cuenta los m2 que tiene el coworking por inaugurar

La revolución del coworking en Barcelona

La revolución del coworking en Barcelona

Si a lo largo del 2018 Barcelona se constituyó como una de las ciudades europeas con mayor crecimiento de espacios flexibles, en los primeros meses del 2019 la capital catalana ha acentuado todavía más el ritmo de aperturas y de contratación de espacios de coworking. De los 132.000 m2 de superficie contratada en el mercado de oficinas de Barcelona en el 1º trimestre del año, 27.600 m2 corresponden al sector de espacios flexibles, cifra que representa una quinta parte de la contratación del Q1 2019 y que supera con creces la cuota del 2018, año en el que el coworking protagonizó el 12,6% de la contratación anual, 46.700 m2 de los 370.000 m2 totales.

La irrupción del coworking en el mercado de oficinas tradicional ha venido impulsada, a grandes rasgos, por el nuevo marco laboral –entornos líquidos, horarios flexibles y trabajo en remoto-, la proliferación de startups y la disrupción tecnológica en el ámbito laboral. Conocedores de esta tendencia al alza, los principales operadores siguen ampliando su cuota de mercado y compitiendo por conseguir las mejores ubicaciones en los tres principales zonas calientes del mercado en Barcelona: el centro de la ciudad, el 22@ y el eje de av. Diagonal hasta passeig de Gràcia.

La ubicación es uno de los factores clave a la hora de escoger un espacio en el que establecer un coworking y, una vez cubiertas las principales zonas, los operadores están empezando a estudiar y cubrir nuevas ubicaciones como Sarrià-Sant Gervasi. Los buenos datos de ocupación –en su mayoría alrededor del 90 % a tan sólo cuatro meses de la apertura- hacen prever que en el 2019 se mantenga y acentúe el proceso de expansión y atomización del sector.

Los números del coworking a cierre del año 2019

Barcelona revoluciona las normas del coworking

A cierre del primer trimestre de 2019, Regus es el operador que más superficie de espacios flexibles tiene en funcionamiento en la ciudad de Barcelona (21.017 m2) pero sería superado por Wework si se tienen en cuenta los m2 que tiene la empresa estadounidense por inaugurar. Si se suma la superficie que tiene proyectada Wework en sus 4 nuevos centros por inaugurar en la capital catalana, el operador de espacios flexibles tendría una superficie de 35.540 m2. Aticco, el operador de coworking barcelonés, ha sido el que más m2 ha contratado en el 1º trimestre del año: 8.380 m2, cifra que supone una tercera parte de la contratación del sector coworking en los 3 primeros meses del año.

Según Manel de Bes, director del Departamento de Oficinas de Forcadell, el fenómeno de los espacios flexibles ha irrumpido en el mercado de oficinas de manera transversal: atrayendo en un inicio a pymes y startups, y cautivando finalmente a grandes multinacionales –que han ubicado en centros de coworking a parte de su plantilla- y a grandes propietarios y fondos de inversión, que están reservando parte de sus nuevas promociones a espacios flexibles.

Por precios, el 22@ supera al centro de Barcelona. Si la tarifa promedio de una mesa flexible es de 203 €/mes en el centro de la ciudad, en el 22@ ésta alcanza los 223,5 €/m2. La diferencia con la periferia de Barcelona, donde todavía hay pocos centros de coworking, es todavía mayor: una mesa flexible tiene una tarifa de 138 €/mes de media.

 

¿Hacia dónde evolucionará el coworking? ¿Presente o futuro?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *