6 maneras de refrescar tu casa sin aire acondicionado

¡Ya está aquí de nuevo!

El verano se ha hecho con nuestras vidas a pesar de que parecía que no iba a llegar nunca.

Dejamos atrás los días de manta, jerséis y estufas para desear vivir en una comuna nudista porque ya no sabes qué prenda de ropa quitarte para sobrevivir.

Y, claro, no todos contamos con el lujo de tener un aparato de aire acondicionado en casa.

Mucho menos teniendo en cuenta el precio al que está la luz.

En Globaliza nos preocupamos por ti y te traemos 6 consejos para refrescar tu casa sin necesidad de tener un aire acondicionado.

¿Te quedas a conocerlas?

6 maneras de refrescar tu casa sin aire acondicionado

Cómo ahorrar con el aire acondicionado
Fuente: Pixabay

No una, ni dos… ¡seis! 

Prepárate para empezar a refrescarte este verano, porque si en junio hemos tenido ya una primera ola de calor, significa que tendremos muchas más por delante.

#1. Tener agua fresquita a mano

Mantenerte hidratado en general es necesario para que nuestro cuerpo funcione correctamente.

Pero en verano todavía es más necesario.

Si crees que estás bebiendo más por el calor, déjanos decirte que necesitas beber más que de costumbre porque en esta época es cuando más agua soltamos a través del sudor.

Por ello, nuestro consejo aquí es meter una botella de agua en el congelador durante la noche para contar con agua fresquita durante el día siempre a mano.

Sí, exactamente, como cuando te ibas de excursión y tu madre te la preparaba.

¡Si es que son las personas más sabias de la tierra!

#2. Ventiladores, tu mejor aliado

Nuestro fiel compañero, el que nunca nos falla.

Invertir en un buen ventilador puede ser tu mejor vía de escape durante el verano.

Uno cerca de tu zona de trabajo en la oficina (si, por algún casual, allí tampoco tienes aire acondicionado) y otro en las zonas más calientes de la casa.

Puedes pensar que en realidad no sirve de mucho porque tan solo mueve el aire, pero créenos, si tiene la potencia necesaria, marca la diferencia.

Y sino siempre puedes utilizar un cuenco con hielos y ponerlo delante para que el aire salga más frío y te refresque mejor.

#3. Airear tu casa 

Esto es imprescindible.

Pero no me vayas a abrir las ventanas de casa a las cuatro de la tarde.

Deja que tu casa se aireé por la mañana, cuando todavía el calor no es abrasador y siente la brisa fresca recorrer tu casa.

Utiliza también este consejo para pasar las noches, porque dependiendo de en qué zona vivas, notarás que la luna es una gran compañera para dormir.

#4. Bajar las persianas

Cuando el calor aprieta, sigue los consejos de las personas andaluzas, que ellas han tenido que vivir las temperaturas más altas de toda la península.

Y si ellas dicen que bajemos las persianas… nosotros ¡bajamos las persianas!

En las horas de mayor calor, dejar la casa a oscuras ayuda a que los rayos de sol no tengan tanto impacto y, por lo tanto, la casa no se caliente a la misma velocidad que lo haría de la otra manera.

Este es un truco que fastidia bastante… porque para una época que tenemos más horas de luz que de oscuridad, lo que nos interesa es que todo se oscurezca para estar más fresquitos.

#5. Duchas frías en las horas clave

Hay días en verano en los que parece que se te va a derretir el cerebro.

Y como estamos formados por un 60% de agua, necesitamos volver a ella de vez en cuando para reencontrarnos con nosotros mismos.

Por eso (y para no caer en un golpe de calor) darte duchas a las horas de mayor exposición al calor puede ayudarte mucho.

Estarás fresco durante un rato, disfrutarás del agua fría y le darás un break a tu cuerpo.

¡Todo ventajas!

#6. No te olvides de las cortinas

Sí, lo sabemos, todo lo que sea pensar en trozos de tela inmensos da calor.

Pero las cortinas son tus amigas ante el calor, al igual que lo son ante el frío.

¿El motivo? Actúan como aislante.

Y ante el calor, lo último que queremos es que se pase de fuera a dentro de casa.

Así que unas buenas cortinas que tapen todas tus ventanas pueden ayudarte a mantener la casa más fresca de lo que te imaginas.

¿Has echado en falta algún truco? ¿Conoces alguno que nosotros no? Este es el momento de ayudarnos a no desfallecer este verano dejándolo en los comentarios.

¡Piensa en todo el calor que nos podríamos ahorrar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *