10 cosas que nuestros abuelos tenían en casa (y seguro que recuerdas)

Si en algo estamos de acuerdo todos es en que los abuelos deberían ser eternos.

¡Ojalá vivieran para siempre! 

Es por eso que en el día de los abuelos queríamos dedicarles un artículo especial.

Vamos a hacer un viaje en el tiempo que hasta en «Cuéntame» estarían orgullosos.

Veamos cuáles eran las 10 cosas que nuestros abuelos tenían en casa (y, a veces, sin ningún motivo).

¿Te quedas a verlas todas?

#1. Vajilla Duralex 

Es impepinable, todo abuelo de bien español tenía esta vajilla.

No sabemos si es que hubo una época en la que se regalaba al abrirte una cuenta del banco o que su indestructividad jugaba a favor del marketing.

Lo que está claro es que esta vajilla, ya sea en color caramelo, en verde u otra variante, ha estado presente en más casas españolas que el gotelé.

#2. Los cubrebaños

Cuando las abuelas tenían nietos, era normal aparecer con patucos y demás prendas de ropa de punto.

Lo que parece ser, es que después de hacernos todo un armario, no pudieron parar de tejer, porque tenían la necesidad de cubrirlo absolutamente todo con ello.

Sin ir más lejos, estuvo esa moda de abrigar con ganchillo o visillo las tazas de los váteres.

Seguramente pensaron que quedaba bonito, pero a nosotros nos parecía de lo más raro cuando visitábamos a los ancianos.

#3. El hule de la mesa de cocina

De nuestros abuelos aprendimos que las cosas que se cuidan, se mantienen perfectas más tiempo, por eso era muy común ver cómo las mesas de la cocina o el comedor estaban bien cubiertas con un hule.

Pero esto no es lo más remarcable, sino sus diferentes diseños llamativos.

Podías encontrarte algo tan básico como uno transparente bajo el que podían poner todo tipo de decoración a su gusto…

Hasta algunos con flores, mapas y demás.

No sé la tuya, pero la mesa de mi abuela parece que salió ayer de la tienda.

#4. Pinturas de caza

Es posible que tu abuelo no haya ido de caza ni una sola vez en toda su vida… pero eso no les impedía tener en casa diferentes escenas de lo más peculiares.

Esos cuadros pequeñitos repletos de cazadores, pescadores, familias de picnic… además con una calidad que, por lo que tú y yo sabemos, es posible que sean obra de alguien de la familia.

#5. Las figuras de cerámica

Otra moda que no nos abandonó fue la de tener escenas bucólicas en modo figura de cerámica.

Niños pescando, una joven paseando con una cesta…

Y no fallaba que siempre se podía ver en alguna de ellas una grieta que demostrara que se encontró con el suelo y volvió a pegarse de nuevo.

Un clásico entre los clásicos.

#6. Tapetes de punto para abrigar los muebles

El baño no era lo único que nuestras abuelas tenían la necesidad de abrigar en casa.

Todo lo que tuviera forma era susceptible de recibir un tapete.

En casa de mi abuela no fallaban los sillones, los sofás, el mueble de la tele… ¡todo tenía un tapete!

Se Vende > Muebles / Decoración: Tapetes Tejidos en La Habana, Cuba |  Anuncios Clasificados de Compra / Venta en Cuba – Porlalivre»/></figure>



<h2><span class=#7. Envoltorio de plástico en el mando a distancia

Esto era algo que no esperaba ver fuera de casa de mis abuelos pero… después de la pandemia volvió la moda.

Envolver los mandos a distancia en plástico.

Cuando le preguntaba a mi abuelo por qué lo hacía su respuesta estaba clara: «para protegerlo, claro».

Y es que ahí está de nuevo ese afán de mantener las cosas como nuevas que tanto los caracterizaba.

Ahora nos da igual que se decoloren los números de los botones o las flechas. ¡Casi nos lo sabemos de memoria!

#8. El cazo desconchado de la leche

De alguna manera, que ese cazo estuviera desconchado ya hacía que el sabor de la leche fuera diferente… y mejor.

Nuestras abuelas no necesitaban microondas para calentarla, con su mítico cazo les bastaba y aseguraban que no sabía igual.

Todos sabemos que tienen razón, pero nosotros no estamos para perder el tiempo así.

¡Tal vez sea tarea para el fin de semana!

#9. Figuritas de colonias Avon

Como no tuvimos suficiente con las figuras de cerámica siniestras… ¡Les regalaban una con las colonias Avon!

Aunque tenemos que ser sinceros: no teníamos ni idea de que era colonia.

Simplemente dimos por hecho que se trataba de otra pieza de su colección.

#10. Tapices con animales

¿Quién puso de moda estas cosas? 

Y la pregunta más importante… ¿cómo lo hacían para tener una pared tan amplia y grande como para colocar un tapiz de semejante tamaño?

Yo recuerdo uno con un gran pavo real sobre el que me encantaba pasar la mano para notar lo blandito que estaba.

Porque otra cosa no, pero si eso hubiera sido una alfombra… otro gallo cantaría.

¿Qué indispensable que estaba en casa de tus abuelos no hemos mencionado? ¡Queremos que esta lista sea interminable! Así que escríbenos tu propuesta en comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *